Caracteristicas Que Comparten Los Buenos Nombres de Negocios

NOMBRES DE NEGOCIOS

Antes de comenzar el proceso de selección del nombre, hay que tener en claro algunos elementos, que pueden servir de referencia para esta actividad.  El nombre como ya sabemos, es un activo de marca fundamental, es por así decirlo, la puerta de entrada que se requiere para que un negocio pueda alcanzar determinados estándares de éxito. Y en ese sentido, su elección no pasa por cuestiones ligadas al azar o a simples gustos personales.

  1. Qué se debe tener en cuenta para seleccionar un nombre?

La primera recomendación al respecto, una en la que la gran mayoría de expertos pueden ponerse de acuerdo, es que la elección tiene que estar fuertemente respaldada por un grueso de información.  Por ejemplo, se necesita tener en claro como funciona el sector al que pertenece el negocio, la competencia y el entorno en general.

También hay que tener a disposición, ciertos elementos como los valores de la marca, la misión, la visión, los objetivos etc.  Cada uno de estos elementos esta concebido formalmente con un propósito en el negocio, por tanto, son elementos de soporte suficiente para elegir un nombre.

  1. Recibir una lluvia de ideas

Teniendo en cuenta los anteriores elementos, nada mejor que una lluvia de ideas para poder comenzar a darle cierta forma al nombre, inclusive, algunos emprendedores se apoyan en sitios especializados podrá la creación de nombres, los cuales se pueden usar de forma gratuita en internet, y que aportan ideas de base para poder seleccionar el nombre.

  1. Características del nombre

Otro aspecto en el que la gran mayoría de expertos se ponen de acuerdo, es en las características que se deben considerar a la hora de obtener un resultado final.  Y es que claramente, hay ciertos tópicos que por experiencia, hacen de un nombre una pieza valiosa.  Vamos entonces a darle un breve vistazo a estos elementos.

  • Ser simple

Los nombres tienen que ser simples ante todo, eso asegura que el nombre no va a caer en el mar del olvido y que al contrario va a estar presente en la memoria del público.

  • Pronunciable

Muy en concordancia con la anterior característica, es que el nombre pueda ser fácilmente pronunciarle, este aspecto refuerza el hecho de que el nombre pueda ser recordado por los usuarios de una marca.

  • Ser corto

También se recomienda que la extensión de un nombre no supere los 25 caracteres, cifra que ya de por si parece escandalosa, de hecho, esta es una de las razones por la que un nombre es difícil de seleccionar, porque se trata de condensar en pocos caracteres, determinados elementos, procurando que estos puedan ser captados por el público.

  • Ser vigente

Por otro lado, otra condición que se debe tomar en cuenta a la hora de elegir el nombre, es que esta no sea objeto de una moda pasajera, que su significado y su valor no pierdan vigencia con el paso del tiempo, lo cual ya de por si, supone un buen reto para todo emprendedor.

Como vemos, el poder llegar al nombre ideal para un negocio no es tarea fácil, no es un proceso al que se llega por simples avatares del destino, al contrario, es una labor de desgaste que requiere mucho empeño de las personas que participan de esta selección.  Con esto concluimos y esperamos encontrarnos en una nueva ocasión.

Artículos sugeridos: